Utilizamos cookies propias y no ha transpirado de terceros de superar nuestros servicios asi­ como mostrarle publicidad relacionada con las preferencias a traves de el anбlisis de sus hбbitos de navegaciуn

Utilizamos cookies propias y no ha transpirado de terceros de superar nuestros servicios asi­ como mostrarle publicidad relacionada con las preferencias a traves de el anбlisis de sus hбbitos de navegaciуn

Si continъa surfeando, consideramos que acepta su utilizo. Puede producir mбs informaciуn, o bien reconocer cуmo Canjear la configuraciуn, en la Polнtica sobre cookies

Mi pareja. ?tu pareja?

Bien existen en el pais las bares swinger, a donde las parejas se intercambian y se practica el sexo grupal asi­ como el exhibicionismo

La oscuridad sobre la noche oculta las figuras presurosas de estas parejas. La metalica paso negra esta cerrada. Dos golpes en el metal frio son suficientes con el fin de que una femina rubia y bajita les abra. En la calle, el singladura helado sigue soplando, asi­ como adentro, el bochorno apenas empieza.

Lo que parece la vieja casa enclavada en uno de los mas antiguos barrios de San Jose, seri­a un club de „mentes abiertas”, un bar swingers, donde se satisfacen fantasias y no ha transpirado deseos carnales y no ha transpirado sobre transito, se construyen „amistades”.

Escondidos en el anonimato de una tapia desnuda y no ha transpirado falto rotulos, estos clubes se encuentran matriculando a San Jose en un desplazamiento mundial a donde el concepto de fidelidad nunca seri­a tan estrecho como un argolla sobre matrimonio o un noviazgo de bastantes anos. En aquellos bares se intercambian parejas, se promueve el sexo en grupo, el bisexualismo y no ha transpirado el exhibicionismo.

Los ambientes swingers estan restringidos para parejas de varon desplazandolo hacia el pelo femina, hembras bisexuales o trios de 2 mujeres y un varon. Los travestis y las caballeros solos no son recibidos, tampoco las parejas de varones homosexuales.

Incorporarse an uno de aquellos clubes no sitios web erГіticos es tan sencillo. La chica rubia y no ha transpirado bajita sobre barrio La California lo escrutara de en lo alto hacia abajo, asi­ como posteriormente decidira En Caso De Que le permite entrar.

Por hoy por hoy, los clubes swingers parecen pequenas comunidades sobre parejas, en donde la mayoria Ahora se conocen y estan acostumbradas no solo a las juegos sexuales, sino tambien a charlar sobre las familias, hijos y empleos.

Aunque los propietarios sobre 2 bares swingers en la capital negaron que en esos sitios se practique el sexo explicito, en sus paginas de Internet la historia que se muestra es otra.

Por ejemplo, en uno sobre aquellos sitios, en las Yoses, la vivienda esta acondicionada con un cuarto exclusivo Con El Fin De mujeres -al que alguno puede mirar desde exteriormente ya que no existe camino y algunas paredes son a media longitud- asi­ como otro mas Con El Fin De sexo en conjunto.

Este lugar, con sustantivo de novela de Shakespeare, brinda duchas calientes, panos, tarimas para danzar asi­ como tubos metalicos como los que decoran las salones sobre bailarinas exoticas.

En otro local, parejatotal, el „Cuarto rojo” seri­a el ultimo de los aposentos a los que se puede ingresar. Es el sitio idoneo de aquellas parejas que hicieron „quimica” asi­ como quieren „ir mas alla”, Conforme su pagina electronica.

No obstante, como norma general de aquellos clubes, nadie esta obligado a complacer las fantasias sobre otro: „nunca implica no”. Si bien en aquellos ambientes seri­a concebible la saldo sobre licor, el consejo sobre los administradores es que el alcohol en abuso no combina con el sexo. Tampoco se posibilita el consumo sobre drogas.?Como trabajan?

Marielos Arias, la propietaria sobre otro sobre aquellos locales al oeste de San Jose, reconoce que en dichos lugares se llega a „conocer publico” y a tener comunicacii?n con otras parejas que disfrutan sobre esta clase de juegos.

Su establecimiento abrio en noviembre, desplazandolo hacia el pelo la domicilio unico esta disponible en la red, porque nunca les interesa tener visitas „de curiosos ni mojigatos”.

Tras decadas sobre dedicarse al show nocturno, Arias se declaro la de las fundadoras de las grupos sobre bailarines exoticos (maripepinos).

Hoy por hoy, tener un club swingers nunca la escandaliza por consiguiente considera que resulta una maneras sobre vida Con El Fin De los que son mas liberales y expresivos con las cuerpos. „Esto nunca seri­a un prostibulo, ni un night club, ni una vivienda de citas”, recalco otro de las duenos, quien insiste en que las clubes swingers nunca son un comercio sino „un moda de vida”.

Eso si, ese comportamiento sexual nunca va emparejado con el amor. Igual que influencia con el fin de que nadie salga herido, se insiste en que „el sexo y no ha transpirado las sentimientos nunca combinan bien”.